buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 4:34 min. rellotge



Los fósiles

Los fósiles son restos de seres vivos o rastros de su actividad, conservados en los estratos de las rocas sedimentarias, y en menor medida en las metamórficas, tras haber sufrido transformaciones de su composición y deformaciones más o menos intensas. El vocablo fósil se deriva del verbo latín fodere, excavar, a través del sustantivo fossile, aquello que es excavado.
Los fósiles más reconocibles por el público son los restos petrificados de esqueletos o caparazones de criaturas, sin embargo los restos fósiles no se limitan a las partes duras petrificadas de dichas criaturas; se consideran también como fósiles los restos sin alterar, las impresiones, los vestigios o moldes y las huellas que han dejado en diferentes sustratos geológicos, las diferentes partes anatómicas de organismos que no son de la época geológica actual.

Existen regiones de la Tierra que son conocidas por su particular riqueza en fósiles, por ejemplo, las pizarras de Burgess Shale en la Columbia Británica de Canadá, las calizas de Solenhoffen o los estratos ricos en dinosaurios de la Patagonia andina argentina.

Hay muchas clases de fósiles.
Los más comunes son restos de caracoles o huesos transformados en piedra. Muchos de ellos muestran todos los detalles originales del caracol o del hueso, aun si se examinan al microscopio.
Los poros y otros espacios pequeños en su estructura se llenan de minerales. Los minerales son compuestos químicos, como la calcita (carbonato de calcio), que estaban disueltos en el agua.
El paso por la arena o el lodo que contenían los caracoles o los huesos y los minerales se depositaron en los espacios de su estructura. Por eso los fósiles son tan pesados.
Otros fósiles pueden haber perdido todas las marcas de su estructura original. Por ejemplo, un caracol originalmente de calcita puede disolverse totalmente después de quedar enterrado.
La impresión que queda en la roca puede llenarse con otro material y formar una réplica exacta del caracol.

En otros casos, el caracol se disuelve y tan sólo queda el hueco en la piedra, una especie de molde que los paleontólogos pueden llenar con yeso para descubrir cómo se veía el animal.
Los fósiles por lo general sólo muestran las partes duras del animal o planta: el tronco de un árbol, el caparazón de un caracol, los huesos de un dinosaurio o pez. Algunos fósiles son más completos.
Si una planta o animal queda enterrado en un tipo de especial de lodo que no contenga oxígeno, algunas de las partes blandas también se conservarán como fósiles.
Los más espectaculares de estos “fósiles perfectos” son mamuts lanudos completos que se hallaron en el suelo congelado. La carne estaba tan congelada, que aún se podía comer después de 20.000 años.

Importancia científica.
Además de su interés en paleontología, los fósiles tienen una importancia considerable en geología. Como cada especie fósil ha vivido en una época determinada, aproximadamente conocida, su presencia en una capa del terreno permite datarla. Así, efectivamente, las escalas cronológicas que se usan en estratigrafía, han podido ser fundadas en la sucesión y evolución de las especies en el curso de los tiempos geológicos.
Tal es su importancia, que la Tafonomía es la disciplina que se especializa en el estudio de la formación de los fósiles.

Los paleontólogos consiguen la mayoría de la información mediante el estudio de los depósitos de rocas sedimentarias que forman estratos y que se han ido sucediendo durante millones de años.
La fosilización o formación de fósiles consiste en la substitución de molécula o moléculas de los restos vegetales y animales de la materia orgánica por la materia inorgánica o mineral, conservándose hasta la morfología original, lo cual permite su estado. Los fósiles más antiguos se encuentran en los estratos inferiores y los fósiles más recientes en los estratos más superficiales.

Tipos de fósiles:
1. Carbonización.- Las plantas que quedaron bajo muchas capas de sedimentos fueron planchadas, muchos de sus constituyentes se evaporaron o volatizaron.

Sólo quedó el carbono, el cual formó una capa delgada que se conservó adherida a la roca.

2. Moldeado.- Un organismo animal o vegetal es cubierto por sedimentos que forman un molde, en éste quedan plasmados el contorno y la morfología externa o interna del organismo que se realiza; paulatinamente lo hace desaparecer pero en su lugar queda el molde.

Si los materiales quedan afuera del organismo, el molde será externo y si penetran dentro del molde, será interno.

3. Inclusión.- Un organismo, generalmente un insecto, queda atrapado en la resina de las coníferas; cuando se solidifica, con el tiempo se transforma en ámbar.

El organismo conserva su color, forma y tamaño original.

4. Congelación.- Los organismos que mueren por las bajas temperaturas son cubiertos por hielo, se conservan íntegros, por lo cual pueden ser estudiados.

5. Huellas.- Son los rastros de un organismo que quedan marcados en barro fresco, arena o lodo y que al secarse se transforma en roca.

Tipos de fósiles vegetales
Los fósiles vegetales suelen presentar unas características similares al resto de fosilizaciones. Sin embargo esto no es del todo cierto, ya que diversos factores ambientales, influyen decisivamente en su formación.
Existen varios tipos de fósiles vegetales, según como se hayan preservado en los sedimentos.

Los más comunes son:
Impresiones y compresiones: Se dan cuando las partes planas de los vegetales, como las hojas se imprimen en los sedimentos dejando su huella en estos.

Si las hojas conservan la materia orgánica tendremos una compresión. En este caso, puede que quede preservada la cutícula que cubre la epidermis de la hoja, que es una sustancia cérea muy resistente a la carbonización.

Moldes y contramoldes: Ocurren cuando las partes con más volumen, como los troncos, se entierran en el sedimento.

Si la materia orgánica se destruye, el molde lo constituirá el hueco dejado por el árbol. Si este hueco se rellena de sedimento se forma un contramolde.

Permineralizaciones: Se dan cuando los tejidos vegetales se han impregnado de sustancias minerales como sílice o carbonato cálcico. Normalmente, se impregnan las células después de la destrucción de su contenido conservándose las paredes. Un ejemplo clásico son los troncos silicificados o “xilópalos”.

Tronco petrificado de Araucarioxylon arizonicum. Los materiales originales han sido sustituidos por otros, minerales, sin perder la estructura








...por Redacción


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




2 comentarios en Los fósiles

  1. Ahora lo tengo en esa dirección que te pongo, ya que el Blog, está cerrado definitivamente.

    Un saludo
    Ernesto

  2. Me he encontrado un fóosil de caracol y otro de como una especie de vieira, paseando por el monte de Villanueva del río Segura, en Murcia. El caracol es gigante y parece marino, eso me hace pensar que hace muchísimo tiempo aquí (en esto que ahora es pura montaña inhóspita pudo haber un mar ¿no creéis?) Desde entonces salgo todas las tardes a pasear al perro a ver si me encuentro algo.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2014 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::